Cereal caliente con avena y amaranto ( y un artículo sobre el amaranto de semana cocina )

 

cereal-caliente-1

REDESCUBRIENDO EL AMARANTO
Historia y beneficios de un alimento ancestral que tiene mucho que ofrecer a los paladares modernos que buscan alternativas saludables.
( Artículo publicado en la edición de febrero del 2014 de la revista SEMANA COCINA )

Conocí el amaranto cuando viví en un centro de yoga en Massachusetts y cocinaba en el turno del desayuno. Un grupo de cocineros empezábamos a trabajar a las 5 de la mañana con la misión de preparar, circundados por el arrullo de los mantras que repetía un viejo parlante, un desayuno de ensueño que se bendecía y se servía a las 6:30 am.  Mientras yo era una novata, mis compañeros de cocina eran unos naturistas veteranos  que enroscaban sus melenas canosas en gorritos rasta o en pañoletas coloridas y otras modas no muy usadas en cocinas tradicionales, como tampoco lo eran, en aquel entonces, muchos de los ingredientes empleaban.

Entre los platos que entraron en mi corazón y en mi dieta cotidiana esta un “porridge” o cereal caliente de avena y amaranto. Después aprendí que la semillita crocante que hacia reconfortante y a la vez coqueto mi cereal es un tesoro de nutrientes, enterrado y olvidado por siglos hasta ser redescubierto en los años 70 por los pioneros del retorno a una alimentación natural,   como lo fueron mis queridos mentores de aquella época.

amaranto-y-avena

El nombre amaranto lo comparte un grupo de alrededor de 70 especies  regadas por todo el mundo. Las que conocemos  y consumimos hoy como alimento son dos variedades muy parecidas: amaranthus cruentus y amaranthus caudatus. El primero proviene de Centroamérica. Fue un alimento central en la dieta de los Aztecas que lo llamaban “huauhtli”. Con la llegada de los españoles se prohibió su consumo por el significado religioso y político que conllevaba. Sin embargo,  una pequeña cantidad de amaranto expandido siguió siendo empleando para la elaboración de las “alegrías”.
La segunda variedad, también conocido como kiwicha, tiene origen en el área andina en donde fue uno de los primeros cultivos en ser domesticados.
Del amaranto se consumen las hojas frescas, como si fuera  espinaca – son muy difíciles de conseguir- y las semillas, que vienen enteras, en harina o expandidas. Al igual que la quinua, el amaranto  es considerado un pseudocereal, es decir, que se consume como un cereal y su perfil nutricional se compara con ellos, pero no pertenece a la familia de las gramíneas.

Entre sus propiedades más sobresalientes están:

  • Una taza de amaranto cocido brinda alrededor de 9.3 gramos de proteína prácticamente el doble que cereales como el trigo, el arroz integral y la avena. Lo cual lo hace un alimento muy beneficioso para los vegetarianos.
  • El amaranto es rico el lisina, un aminoácido que casi no se encuentra en el reino vegetal. La lisina desempeña un papel importante en la absorción del calcio, es un elemento necesario para la construcción de los músculos e interviene en la producción de hormonas, enzimas y anticuerpos.
  • El contenido de calcio en el amaranto es especialmente sobresaliente, 116 gramos por taza, mientras que el arroz integral tiene 19.5 gramos.
  • El amaranto es una fuente excelente de magnesio 160 gramos por taza, muy por encima del arroz integral y de la avena que contienen 85 y 74 gramos  respectivamente. El magnesio es un mineral considerado “el tranquilizante natural”, mantiene el equilibrio energético de las neuronas y actúa sobre la transmisión nerviosa.
  • El amaranto también es una excelente fuente de hierro y fósforo
  • El amaranto no contiene glúten – proteína presente en cereales como el trigo, la cebada y el centeno – lo que lo hace apto para celíacos y personas intolerantes a este tipo de proteína, una condición muy frecuente por estos días.
  • Como si fuera poco, el amaranto tiene un poco menos calorías que los otros cereales. Una mina de nutrientes y menos calorías, hacen que el amaranto sea  una muy buena inversión para su alimentación.

Uno de los retos que nos plantea el amaranto, por su textura glutinosa, es aprender a cocinarlo y a integrarlo a la dieta cotidiana . Sin embargo,  por su sabor delicado a nuez se puede emplear tanto en platos de sal como en postres. Espero que con esta receta se animen a ensayarlo y a descubrir las bondades de un alimento maravilloso.

CEREAL CALIENTE DE AVENA Y AMARANTO CON BANANO SALTEADO
( 2 personas)

2 cucharadas de amaranto en pepa
6 cucharadas de avena en hojuelas
3 tazas de agua filtrada
Una ramita de canela
Una pizca de sal de mar
Unas gotas de limón

Banano salteado
1 banano pelado y cortada en rebanadas
2 cucharadas de ghee o de mantequilla
2 cucharadas de panela pulverizada
½ cucharadita de canela en polvo
Una pizca de nuez moscada
Nueces del nogal tostadas para adornar

La noche anterior, mezcle el amaranto, la avena, el agua y las gotas de jugo de limón. Tape y deje en remojo. Este paso hace que el cereal sea de más fácil digestión y hace que podamos absorber mejor los nutrientes, pero se puede obviar. Por la mañana, incorpore la canela y la sal. Cocine por unos veinte cinco minutos a fuego medio-bajo,  si esta muy espeso añada un poco mas de agua, si esta muy liquido suba el fuego y deje secar por unos minutos. El cereal esta lista cuando esta espeso y el amaranto esta tierno.  Mientras tanto prepare el banano salteado.
En una sartén caliente el ghee o mantequilla. Incorpore el banano, las especias y la panela y cocine por 2 minutos. Apague.
Sirva el cereal acompañado de yogur o de leche de almendras. Disponga el banano salteado y por ultimo las nueces del nogal.

cereal-caliente-3

10 Comments
  • Ailyn
    abril 29, 2014

    Olga, gracias por compartir tan rica receta para el desayuno. Me encantó la combinación de la avena con el amaranto.
    Saludos.

  • Eva
    abril 29, 2014

    Que significa en pepa? y muchas gracias por la receta , me gustaría mas opciones para el amaranto.
    Bendiciones, Eva.

  • Liliana Henao
    mayo 1, 2014

    Gracias Olga por tu generoso compartir. En verdad, tenemos mucha riqueza natural por descubrir para beneficio de nuestra vida y de la tierra.

  • cecilia gomez
    septiembre 11, 2014

    Me gusto mucho el sabor de la avena con el amaranto delucioso

  • paola garcia
    enero 13, 2015

    Hola, quisiera preguntarte cual es la proporción de Amaranto en pepa a molido
    Gracias por compartir la receta con nosotros y sus benefios

  • Paula Andrea Henao Giraldo
    febrero 23, 2015

    Solo encontré el amaranto inflado. por el hecho de estar en esta presentación es menos beneficioso o es igual que en pepa?

    • Olga Sofía Pérez
      febrero 24, 2015

      Hola,
      Esta receta solo se puede hacer con amaranto en semilla. El amaranto en semilla es más nutritivo que amaranto inflado, este último es una buena opción como snack.

  • Crys
    octubre 22, 2015

    Pero que delicia! Yo hoy desayune lechada de amaranto, pero mañana mi desayuno será este seguro! me quedó por aquí como tu seguidora.

    Un beso!

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *