Dip caliente de alcachofas y espinacas

Por martes, diciembre 13, 2016 0 Permalink 0

Queridos amigos,

Este año ha sido muy intenso, en parte por que COCO & LULA dio pasos importantes. Algunos me han escrito reclamando los habituales post en este blog, así que no quería dejar pasar la temporada sin compartir con ustedes un artículo y una receta muy apropiados para esta época de reuniones. Espero los disfruten. Felices fiestas y un hermoso 2017 para todos!

 

LOS SECRETOS DE LOS DIPS Y PASTAS UNTABLES
Artículo publicado en la revista Cocina Semana, edición 80
Por: Olga Sofía Pérez

Un buen dip le pone sabor a una reunión familiar, a un partido de futbol o a una fiesta; sube el status de cualquier sándwich o de una simple arepa y se sirven con facilidad en un picnic o en la playa.

 

Tener a la mano una o varias recetas de dips es como tener ases bajo la manga que lo sacaran de apuros en un sin numero de ocasiones.
Los dips son muy fáciles de preparar y algunos fáciles incluso de preparar en grandes cantidades. Si es tímido en la cocina, experimente con los dips y pronto quedará como un experto.
Aquí les contamos algunos tips para asegurar el éxito a la hora de preparar un dip:

  • Un dip debe ser cargado de sabor pero no pesado ni muy llenador
  • Juegue con el color, ya sea del dip o de los acompañamientos.
  • Si el dip es caliente, déjelo reposar un poco antes de servirlo. Cuando la temperatura es muy alta no se aprecia bien el sabor
  • Si el dip es frio, sáquelo de la nevera 15 minutos antes de servirlo. Cuando la temperatura esta muy baja no se parecía bien el sabor
  • Juegue con hierbas frescas, salsas picantes o quesos, para descubrí nuevos acentos de sabor.
  • Si esta a dieta, acompañe sus dips fríos con crudités. No se limite a bastones de zanahoria y apio, ensaye con zucchini, rábanos, jícama o yacón,

Tipos de Dips y pastas untables:
De leguminosas: procese cualquier leguminosa bien cocida con aceite de oliva, las hierbas de su gusto, un poco de ajo y tendrá una pasta nutritiva y llena de sabor.
De queso: la ricota, el queso crema son perfectos como base de muchos dips. El parmesano y queso azul se emplean también para añadir matices de sabor.
De hierbas y vegetales: los pestos de diferentes tipos de hierbas, las pastas de aceitunas o tomates secos son en sí unas excelentes opciones de dip. También se pueden emplear para saborizar aquellos a base quesos o leguminosas.
De carnes: atún, pechuga de pollo cocida, salmón cocido o ahumado o sardinas enlatadas funcionan muy bien como ingrediente principal para dips y pastas untables. Procese la carne de su elección con hierbas frescas, aceite de oliva o queso crema.

 

SIRVA SUS DIPS CON SEGURIDAD

Si bien los dips son prácticos y deliciosos, tienen un lado non tan atractivo, especialmente cuando se sirven a grupos numerosos. Según el escritor norteamericano experto en química y ciencia en la culinaria, Harold Mc Ghee, si los comensales insertan el lado ya mordido de una galleta o crudité nuevamente en el dip, comparten tantos microorganismos con los otros comensales, como si los besaran en la boca. Y como no siempre quisiéramos besar en la boca a todos los asistentes de una fiesta, Mc Ghee nos ofrece algunos tips para evitar este intercambio de gérmenes, el cual, vale aclarar, esta lejos de ser peligroso para la salud, pero cerca de convertir nuestro dip en una experiencia desagradable:

  • Sirva sus dips con una cuchara o cuchillo para untar
  • Corte los vegetales o galletas en tamaños pequeños de manera que no exista la oportunidad de insertarlos mas de una vez en el dip
  • Haga sus dips de consistencia espesa

Y si la situación se sale de control, póngale un poco de humor:

 

 

DIP CALIENTE DE ESPINACAS Y ALCACHOFAS

2 tazas de corazones de alcachofa, pueden ser de frasco o hechos en casa con esta receta.
4 tazas de espinacas lavadas
½ taza de cebolla blanca picada fino
1 diente de ajo picado fino
½ cucharadita de paprika
3 cucharadas de aceite de oliva
1 taza de queso crema
1 taza de leche o de fondo vegetal o de pollo
1 taza de mozzarella rallada
1/3 de taza de queso parmesano rallado
Sal y pimienta recién molida

Cocine las espinacas en abundante agua salada hirviendo por 1 minuto. Escúrralas, y déjelas enfriar. Exprima con las manos para extraer el exceso de agua. Pique las espinacas finamente.
En una sartén caliente el aceite de oliva. Incorpore la cebolla y cocine por 8 minutos. Incorpore el ajo, la paprika y cocine por 1 minuto. Incorpore la leche o fondo y cocine por 3 minutos. Incorpore el queso crema y el queso mozzarella y mezcle muy bien. Apague el fuego. Incorpore los corazones de alcachofas y las espinacas. Triture en un procesador por unos segundos. Debe quedar con una textura rústica. lleve a un molde engrasado. Cubra con el queso parmesano y hornee a 350˚F o 180˚ C por 15-20 minutos .
Sirva con crostini, pan o calados.

 

No Comments Yet.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *