Las “reglas” de Michael Pollan

Por miércoles, mayo 12, 2010 7 Permalink 0

Brocoli

El proyecto va avanzando, menos rápido de lo deseado pero con paso seguro como este brócoli que empieza a asomarse después de la tan esperada lluvia. Sin embargo quiero tomarme un “break” y contarles de “Food Rules” de Michael Pollan, un libro que resume  las ideas desarrolladas por el escritor en sus libros anteriores, en donde analiza la problemática de la alimentación en el mundo de hoy.

Michael Pollan ha investigado a fondo la industria alimenticia. Su libro “El dilema del omnívoro” fue un campanazo de alerta que genero conciencia sobre el origen de lo que comemos.   Entre sus muchos reconocimientos, el más reciente fué haber sido nominado por la revista TIME, como  candidato a figurar en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo.

En “Food Rules”, Pollan dice que, si bien la nutrición como ciencia resulta fascinante, es aun una disciplina muy joven. No alcanza a tener  200 años. Como se orientó la humanidad en este tema antes de que los nutricionistas nos empezaran a hablar de antioxidantes, vitaminas y  omega 3?. Pollan empieza su investigación con la  intuición de que hay un gran conocimiento popular en cuanto a que y como debemos comer para mantenernos saludables. Es un legado que ha ido madurando en cada cultura a través de la historia, que nos ha servido bien durante siglos  y  que vale la pena tomar en cuenta.

El libro, que consta de 64 reglas, fue escrito después de que el autor hablara con antropólogos, médicos, madres, enfermeras, abuelas, nutricionistas, bisabuelas, etc. En el  blog “Well” del New York Times preguntó: ¿cual es su regla de alimentación preferida?. Obtuvo 2500 comentarios de todo mundo, incluido uno mío. Aunque como el mismo Pollan dice,  no todo lo que viene de la sabiduría popular nos da una luz útil. Mi abuela, por ejemplo, tenia unos dichos  muy prácticos y sabios. Uno de ellos era “ Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y come como un mendigo”, frase que resume lo que hoy sabemos de la importancia de un buen desayuno y de que comer mucho de noche no es lo mas apropiado ni para la digestión ni para el sueño.   Otro:   “ Hay que comer de todo un poco y disfrutar de la comida”, que resalta la importancia de ser amplios, moderados y de apreciar la comida como un placer.  Pero por otro lado un bisabuela decía :  “El que banano comió y agua no tomo no pregunten de que murió”,  cuyo sentido no he podido descifrar.  Tal vez es simplemente un decir y nada mas.

Entre las reglas de Pollan que mas me gustaron están:

#7: Evite ingredientes que un niño de tercero de primaria no podría pronunciar.
Seguramente esta regla lo mantendrá alejado del carboximetil celulosa  de sodio  y de los fenilcetonuricos entre muchos otros.  (dos ingredientes de una bebida en polvo muy popular. No se exactamente que efectos tengan, pero si les puedo decir que al pronunciarlos, NO se me hace agua la boca).

#39: Coma toda la comida “chatarra” que quiera, siempre y cuando la haga usted mismo.
Ah! esta es mi preferida, pues no hay nada malo en comer papas fritas, helados, tortas, pizzas. El problema es que hoy conseguimos este tipo de cosas con tanta facilidad y a precios tan bajos, que terminamos comiendo platos, tal vez pensadas para ocasiones especiales,  con mas frecuencia de la que nos conviene. Si nos tomáramos el trabajo de hacer, digamos, nuestro propio helado, la posibilidad de que no comamos helado todos los días sería altísima.

#64: Rompa las reglas de vez en cuando.

Si tienen alguna regla de la sabiduría tradicional con la cual crecieron, me encantaría que la compartieran aquí.

7 Comments
  • Alejandra Azuero
    mayo 13, 2010

    chévere olga, me lo voy a comprar!

  • Emma
    mayo 14, 2010

    Me parece muy interesante este libro creo que voy a echarle un vztazo. Por cierto Olga, me encantaria que pudieras tener mas recetas de Julia child en castellano el postre suyo impresionante.

    • Clara
      mayo 18, 2010

      Me gustan las reglas de sentido comun….mis padres murieron de 100 años comiendo de todo un poco.
      Porciones pequeñas,comida variada,horarios fijos.

      • Olga Sofía Pérez
        mayo 18, 2010

        Muchas gracias por sus comentarios!
        Clara que belleza!, muchas gracias por compartir esta costumbre de tus padres, tan linda y sabia

  • Lida Marlen
    mayo 18, 2010

    Gracias a tí por mantenernos informadas y actualizadas.
    En mi casa se dice ¡No hay nada…. como lo que da la tierrita!

    • Olga Sofía Pérez
      mayo 24, 2010

      Hola Lida!
      De acuerdo no hay nada como lo de la tierrita, los abuelos sabian esto muy bien y hoy esta mas que comprobado.

  • María Ximena
    enero 2, 2011

    A mi personalmente me ha funcionado muy bien comer lo más relajada posible. Nada de trabajo ni temas difíciles, o ver noticiero mientras como. La música suave y agradable no puede faltar, así como una buena conversación. Y si se alcanza, la sobremesa bien charladita, con el jugo.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *