Mini fritattas con quinua, ahuyama asada y acelgas

fritattas-1

 

El “ lunes sin carne” o “ meatless monday”  es una iniciativa que nació en Los Estado Unidos en el 2003,  con el objetivo de crear conciencia alrededor de las consecuencias que conlleva para la salud, y para el medio ambiente, el consumo excesivo de carne. Esta campaña ha ganado enorme popularidad en todo el mundo. En el 2009 surgió en Inglaterra  con el nombre de “ meat-free monday” con el padrinazgo de Paul Mc Cartney y hoy, ya es una campaña difundida por todo el mundo.

La  iniciativa  no pretende  reclutarnos en las filas del vegetarianismo sino  animarnos a experimentar, por lo menos un día a la semana, el lunes, una alimentación sin la presencia de carne y así reducir su consumo mundial en un 15%.
Esta semana, del 23 al 29 de marzo se esta celebrando otra campaña: “ la semana sin carne”,  que surge con objetivos parecidos a la anterior, solo que un poco más ambiciosa.
Lo interesante de ensayar uno o varios días a la semana sin carne, pollo o pescado, es descubrir que si se puede, que no es tan “ grave” y que además, con tantas recetas vegetarianas deliciosas, puede ser una experiencia bastante gustosa.
ingredientes-fritatta-1

Estos son algunos de los beneficios que promueven las campañas del lunes o semana sin carne:

Para la salud:

  • Varios estudios sugieren que una dieta rica en frutas y verduras reduce el riesgo de cáncer. El consumo de carnes rojas esta asociado con un mayor riesgo de cáncer del colon.
  • Hay menos índices de obesidad entre las personas que tienen un consumo bajo de carnes o que son vegetarianas.  Los ingredientes de origen vegetal contienen fibra que nos hace sentir llenos por más tiempo.
  • El consumo de carnes rojas y procesadas esta asociado con un incremento en los índices de mortalidad total , de mortalidad  por cáncer y de mortalidad por enfermedad cardiovascular.

Para el planeta:

  • De acuerdo con La Organización para el alimento y la Agricultura de las Naciones Unida (FAO), el sector ganadero es uno de los tres sectores que más contribuye a la degradación del suelo y de los recursos hídricos.
  • Según las Naciones Unidas la ganadería extensiva produce un quinto  de los gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.
  • La cría de ganado consume mucha mas agua que el cultivo de vegetales y de cereales.  Se estima que para producir una libra de carne se gastan entre 1800 -2500 galones de agua.
  • Mientras 800 millones de personas sufren de desnutrición en al mundo, un tercio de los cereales cosechados ( soya, maíz, etc)  se utilizan para la alimentación de animales de cría ( ganado, pollos, etc). Estos cereales bastarían para alimentar casi  3 billones de personas.

Los dejo con esta fritatta, una receta que funciona tanto para el desayuno como para el almuerzo. Espero que les sea útil en alguno de sus días sin carne.
ahuyama-asada

MINI FRITATTAS CON QUINUA, AHUYAMA Y ACELGAS

6-8 porciones

6 huevos
2 tazas de ahuyama en cubos
1 taza de quinua cocida
1 ½ tazas de espinacas o acelgas cortadas fino
1/3 de taza de emmental o paipa en cubos o de parmesano rallado (opcional)
2 cucharadas de aceite de olivas
¾  de cucharadita de sal
pimienta negra recién molida

Precalentar el horno a 190˚C.
En un tazón, disponer los cubos de ahuyama. Sazonarlos con una cucharada de aceite de olivas, sal y pimienta.
En una lata para hornear, disponer la ahuyama. Llevar al horno y asar por 10 – 20 minutos o hasta que este tierna y ligeramente dorada.
En una sartén, incorporar el resto del aceite y  saltear las acelgas o espinacas brevemente hasta que estén marchitas. Reservar.
En un tazón grande romper los huevos. Incorporar la quinua, las acelgas o espinacas, la ahuyama asada, el queso, la sal y un poco de pimienta recién molida.
Forrar un molde para muffins con capacillos de papel o engrasarlo con aceite de olivas.
Bajar la temperatura del horno a 180˚C y hornear las fritattas por 12-15 minutos o hasta que estén firmes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comments
  • Patricia Chica
    marzo 27, 2015

    Super útil y deliciosa receta. Tienes razón ,cada vez más fácil no comer carne.
    Mil y mil gracias!

  • luz Dary
    marzo 30, 2015

    Hola Olga
    excelente artículo. Soy vegetariana hace seis año y en realidad digestion y salud han cambiado favorablemente, y lo mejor siento que contribuyo menos al impacto ambirntal de mi paso por este mundo, además de que también he notado que las personas vegetarianas somos más tranquilas y menos agresivas.
    Olga hay alguna forma de reemplazar el huevo en esta receta?
    Gracias

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *