Hola! soy Olga. Desde niña me ha encantado cocinar. Sentía que en la cocina, dándole forma y sabor a la comida, tenía el mundo entre las manos y podía ser proactiva. Sin embargo, primero estudié diseño y luego gerencia de moda en Italia, donde viví un tiempo.  Permanecí 10 años en el sector textil y, por razones del trabajo,  viajaba por las principales ciudades del mundo. En esa etapa,  repartía mi atención entre la moda y la cocina, pero la balanza inevitablemente se fue inclinando más y más por la última, que siempre fue mi sueño y mi meta como ocupación favorita.
Con el transcurso de los años, tal vez por influencia de una abuela a quien le gustaba la homeopatía,  fue creciendo mi interés por la cocina natural y por todo aquello que condujera a una vida mas equilibrada. Un buen día decidí darle forma profesional a mi vocación y me fui  a Nueva York, donde me formé como chef en el Natural Gourmet Institute for Health and Culinary Arts.  Quise, además, tener experiencia en  distintos campos,  para adquirir  una visión amplia y coherente de la alimentación natural y gourmet en el  mundo de hoy.

Me entrené en el restaurante Craft de Nueva York, , en el Golden Door Spa de California y en la cocina orgánica y sostenible de Kripalu, el centro para el yoga y la salud más grande de Los Estados Unidos, en donde viví 9 meses. También estudié nutrición para la prevención del cáncer con el programa de Medicina Integrativa de la Universidad de Arizona y me entrene como educadora de alimentación para niños.

He asesorado centros de salud, spas y restaurantes, en diversos procesos orientados a brindar una oferta de alimentación más saludable, acorde con las ultimas tendencias de la gastronomía. Dicto clases de cocina  y charlas a grupos de entusiastas y en empresas, colegios y universidades. He colaborado con diferentes publicaciones y escribo el blog LA COCINA NATURAL MODERNACon COCO & LULA, presto servicio de banquetería y ofrezco una línea de productos horneados 100% naturales.
Para mí la cocina es una expresión maravillosa del ser humano. Los años que llevo cocinando, estudiando y enseñando cocina han reafirmado mi convicción de que la salud  y el placer de una buena comida son inseparables.